Seleccionar página

Reparar equipos portátiles, es posible en la mayoría de los casos aunque también en la mayoría de los casos, la reparación es un tanto más difícil que en una computadora de escritorio y mas costosa.

Esta diferencia se entiende cuando comparamos el tamaño de una laptop con una desktop (equipo de escritorio).  Los componentes de la primera son más pequeños, los materiales son más delgados y ligeros lo cual complica su manipulación y el costo de las refacciones de mediana calidad suele ser alto.

Por ello, debemos cuidar nuestro portatil con algunos consejos básicos para que nos dure mucho tiempo.

 Te recomendamos un disco de 240 o 250 Gb como el excelente y confiable ADATA SU650 que puedes adquirir en nuestra tienda en línea con grandes descuentos. https://micasasegura.shop/productos/almacenamiento/ssd/adata/asu650ss-240gt-r/z-25184

Algunos consejos básicos para cuidar tu portatil

Mantenerla ventilada

Usar una laptop colocada sobre la cama no es tan buena idea como nos hacen pensar las imágenes promocionales en los medios de comunicación. Todos los equipos portátiles cuentan con rejillas para que permitan la entrada de aire al interior de los mismos y también tienen ventiladores con diversas funciones, sea distribuir el aire o enfriar directamente un componente.

El calor es un gran enemigo de un equipo portatil, no tapes las ranuras de ventilación y úsalo en lugares con suficiente flujo de aire.

 

No moverla bruscamente si está encendida
Al día de hoy, la gran mayoría de equipos portátiles cuentan con un disco duro mecánico, o lo que es lo mismo, con parte mecánicas que tras movimientos bruscos o un golpe, pueden dejar de funcionar definitivamente y hacerte perder toda tu información.

Evita tener líquidos que puedan caer sobre tu equipo
Si, el café, el te, el agua y casi cualquier bebida es un enemigo mortal de nuestro portátil. Si te sucede lo peor, que se derrame sobre el teclado o el equipo, apágalo lo más pronto que puedas, desconéctalo de la energía eléctrica y quítale la batería si es posible, Es recomendable dejarlo abierto y volteado con el teclado directamente sobre una superficie absorbente, y busca ayuda especializada.

Usa sólo los cargadores correctos para tu equipo
Parece no ser importante, pero un cargador que tenga una misma entrada que el tuyo y con un voltaje o amperaje sólo un poco diferente, puede freír tu equipo en un mediano plazo y provocar un incidente eléctrico mayor en tu lugar de trabajo. También ten cuidado con la manipulación de los conectores, pues son susceptibles de romperse por dentro y puede suceder lo mismo que con un cargador equivocado.

Ciérralo y ábrelo con cuidado.
Una gran cantidad de equipos que reparamos, llegan por una pantalla rota o el marco destrozado y con una bisagra que se salio de su eje. Cerrar el equipo con una pluma o lápiz sobre el teclado significa casi siempre una pantalla rota. Y si aun lo haces con fuerza, la palanca aplicada puede romper el marco o carcasa donde esta montada la pantalla. Una bisagra rota puede dañar el cable que da señal de imagen a la pantalla.
Si el equipo tiene seguro para cerrarse, a veces se abre con tal fuerza sin quitar el seguro, que el marco se rompe.

Los equipos portatiles requieren de cuidado especial, pues su misma movilidad y flexibilidad los hace más vulnerables. Y claro, no olvidemos que si estas trabajando fuera, usar un candado para tener tu laptop segura si la pierdes un momento de vista no esta de más.